top of page

Migración Extracontinental en México, una mirada educativa

A lo largo de la historia el fenómeno migratorio ha evolucionado hasta convertirse en una dinámica sumamente compleja y sensible a las coyunturas y estructuras sociales del planeta entero. Las fronteras de México son grandes ejemplos de la diversidad humana y la sofisticación que deviene del proceso de migración y una gran oportunidad para contemplar la riqueza cultural planetaria.


En este artículo de opinión hablaré de la migración extracontinental, que entenderemos bajo la siguiente óptica: “Las personas migrantes extracontinentales son aquellas que provienen de lugares que no forman parte de la masa territorial continua del continente americano. (...) Por otra parte, una persona migrante extracontinental e intrarregional sería aquella proveniente del Caribe, ya sea de Cuba, Jamaica, Haití, República Dominicana o Puerto Rico. Y una persona migrante extrarregional y extracontinental podría provenir de Europa, Oceanía, Asia o África.”. (Díaz, 2020, p. 8).


Según la Coordinación del Centro de Estudios Migratorios de la Unidad Política Migratoria y el Registro e Identidad de Personas de la Secretaría de Gobernación (El Economista, 2023), durante los últimos 10 años la migración extracontinental en nuestro país había crecido paulatinamente, a diferencia del incremento exponencial registrado entre el año 2021 y 2022, alcanzando aumentos de hasta más del 50% de las eventos presentados o canalizados ante la autoridad migratoria. Tan solo en el año 2022 se registraron más de 24 mil eventos de dicha naturaleza alcanzando cifras históricamente relevantes. El Caribe ocupó el primer lugar con casi el 80% de los eventos presentados ante las autoridades migratorias mexicanas, después se encuentra África con un 12.6%, Asia con menos del 6%, Europa con apenas un 2.9% y por último Oceanía con tan solo 0.04%.


Actualmente, trabajo como interventor educativo en situaciones de emergencia en la frontera Sur de Chiapas, a custodia de una organización mexicana que admiro y respeto mucho. He tenido la oportunidad de trabajar anteriormente en contextos muy similares y he podido acumular diferentes experiencias y, podría decir que: abrir un espacio educativo en la frontera sur es caótico y simplemente está acompañado de una pluralidad desbordante y rebuscada. Desafortunadamente, en su mayoría, los contextos son historias de terror y relatos de supervivencia. La resiliencia de las personas en movilidad ha pasado a ser las cosquillas de la esperanza, pues por un largo tiempo han procurado sobrevivir. Y el camino aún es largo, y, lamentablemente, México es conocido entre los migrantes como uno de los tramos más peligrosos en el interminable viaje hacia Norteamérica. Hace algunas lunas que sus escuelas son las selvas y las montañas, y que la disciplina más cercana que pueden tener es la de caminar hasta donde el cuerpo soporte y correr cuando es necesario, aunque algunos no tengan pies. Las mochilas ya no guardan cuadernos, ni útiles escolares, solo un par de ropas, documentos que validan su existencia y el espacio suficiente para los sueños de la noche.


Hoy día, en mi experiencia, cuando se inician las intervenciones en los diferentes recintos, el salón, si es que puede ser llamado así, podría ser fácilmente un vórtice planetario que de un salto a otro puede transportarte a Mauritania y con tan solo voltear la cabeza llegar a Nepal o tal vez a Rusia; dando dos pasos, se puede llegar al Amazonas de Brasil o ver a los ojos al caribe hondureño. Los participantes son diversos y una digna muestra de la planetariedad humana, además de una extraordinaria ocasión para poner atención a la globalización y la mundología de las fronteras. Cuando la clase inicia, la comunicación no solo es hablada, sino señada, actuada, dibujada, traducida, interpretada, o cantada; pues los lenguajes permiten mostrar que no conocen fronteras. La riqueza y diversidad cultural de las aulas se desborda hasta en las interacciones más comunes entre los participantes. Nunca imaginarías la cantidad de maneras de saludar que existen, o ¿Sabías que hay países donde la caligrafía oficial es la cursiva? La misma palabra puede ser un insulto y un halago. Un gesto de gentileza y amabilidad puede ser percibido como un desacato a tus límites personales y una falta de respeto. Lección: no todos los saludos son con las manos.


Los retos educativos sólo empiezan con la punta del iceberg, que es el idioma, sin embargo, las diferencias entre las destrezas y habilidades esperadas en los participantes son inmensas. El analfabetismo es evidente y podría estar relacionado a la falta de espacios educativos que han sido suplantados por este eterno viaje a los Estados Unidos. Algunos de los participantes aprendieron a escribir pero expresan haberlo olvidado, algunos otros dicen que nunca lo aprendieron, algunos otros saben escribir solo su nombre y eso los llena de orgullo. En general, les es difícil recordar lo que en un momento aprendieron, como: contar, sumar, restar, multiplicar y dividir. Esta última resulta ser una labor titánica; más que subir a un tren en movimiento. El rezago educativo es significativo en casi todos los participantes, sin embargo todos tienen miradas llenas de sabiduría inocente, pero madura. Algunos conservan el brillo en sus ojos. Algunos otros, lo han heredado mirando a las estrellas una noche en medio de la oscuridad del Darién, pidiendo a cambio, llegar a salvo a sus destinos


Entre chiflidos, jalones de ropa y algunos cuantos llamados corteses, se atiende a la clase y sus participantes. Se hace circo, maroma y teatro, y tenemos funciones en español y francés. En cada cual se nombra a cada participante, se le reconoce su existencia y se celebra la gran labor de haber llegado hasta aquí. Haciendo honor a sus diferencias pero sobre todo reconociendo y celebrando nuestras similitudes, suficientes para convenir como humanos y como similares.

Combatir el rezago educativo a nivel planetario no es tarea fácil. Llenos de orgullo, con mucho ingenio, creatividad, amor y respeto, los participantes salen bailando de la mano de la aritmética, cuando al principio solo había pies izquierdos. La clase de español juega un papel muy importante; a veces es un tiempo dirigido a reforzar la lengua y desarrollar habilidades de lectoescritura, algunas otras vienen a ser una clase de lengua extranjera y eso la vuelve divertida. Para algunos el espacio solo brinda las herramientas que permiten seguir nutriendo sus conocimientos y saberes, pues no es tiempo de andar cargando con cuadernos, lápices y gomas. Pero en el camino, estamos nosotros. Acá en las fronteras estamos logrando clases de carácter planetario y con un enfoque humanista.


Solo falta ver cómo se ponen las fronteras con la llegada de los aliens.

Les mantengo informados.


Acerca del autor


Héctor ha trabajado bajo distintos y diversos escenarios donde la humanidad muestra sus más sensibles y sinceras flaquezas. Emergencias de salud, emergencias sociales, situaciones de extrema marginación y vulnerabilidad. Por sobre todo, apasionado de la transformación social a través del arte, la cultura y la educación. Con más de 13 años de experiencia nacional e internacional desarrollando proyectos educativos; actualmente pone a disposición sus conocimientos y experiencias como interventor educativo de Radix Education en la frontera sur de Chiapas.






Referencias


  1. DIAZ FERRARO Unidad de Política Migratoria, Registro e Identidad de Personas Núm. 1 ESTUDIOS SOBRE MOVILIDAD Y MIGRACIÓN INTERNACIONAL, Personas migrantes extracontinentales y extrarregionales en los flujos en tránsito por México.

  2. El Economista, 2023. Registran aumento en flujo extracontinental de mujeres en el 2022. Recuperable en https://www.eleconomista.com.mx/politica/Registran-aumento-en-flujo-extracontinental-de-mujeres-en-el-2022-20230528-0100.html

0 comentarios

Comments


bottom of page